Como crece la industria del sexo en Nueva York

sexo en Nueva York

Parece mentira, pero cada día que pasa la industria del sexo y el porno crece exponencialmente, en cada rincón del mundo, y como no, en los Estados Unidos un paso más que en cualquier parte, casi al nivel que crece en toda Europa, y, en este caso, mencionaremos un poco sobre el crecimiento que es noticia en todos los Estados Unidos: la industria del porno en Nueva York.

Los servicios de sexo ilegales han sido apuntados por los diversos medios, como televisión, por noticias de salud, noticias de actualidad y sucesos, además de los diversos medios de comunicación masiva que ofrece la ciudad de Nueva York, sancionando y retratando lo que llaman la ‘venta del amor’ , que, hoy día, sigue estando prohibido en la ciudad que nunca duerme.

No se puede dar un número de la influencia del sexo en Nueva York, si bien, ocurre como en cualquier otra ciudad: sexo ocasional, sexo gratis por internet, encuentros sexuales, servicios, etcétera; en la ciudad las prostitutas se multiplican, y es que evaden la etiqueta de prohibición del gobierno estadounidense para poder cumplir con la labor más antigua del mundo.

Sin embargo, hay un representante que levanta la mano a la hora de permitir el sexo y el porno, y es Nevada, siendo el único estado que permite la prostitución.

La complejidad de estas leyes del gobierno estadounidense hace que, por supuesto, el servicio ilícito sea mucho más costoso. Es por eso que, por tanto, podemos preguntarnos cuánto cuesta un servicio de sexo en Nueva York, y la respuesta no es tan sencilla. Los precios parten de unos 75 dólares, y dependen, sobre todo, del sitio donde haya sido recogida la prostituta.

sexo en Wall Street
sexo en Wall Street

Esta tarifa no hace la profesión totalmente viable, y es que los 75 dólares no son íntegros de la prostituta, sino que están asignados un 25% de la cantidad para el bolsillo de un proxeneta, en días normales, y un 30% en los fines de semana, lo que hace el negocio no tan redondo, pero aun totalmente lucrativo.

Como las prostitutas en cualquier ciudad, de más prestigio tienen más valor, y es que podemos gastar hasta 4.000 dólares por un servicio completo, dependiendo del tipo de mujer, el tiempo que estemos con ella y la labor que deba cumplir, como dama de compañía, o solo servicios sexuales.

En la zona de Wall Street, ahora, se cobra aproximadamente unos 225 dólares, siendo el Bronx un precio un poco más económico, rondando los 75 dólares.

Las estadísticas apoyan un poco también todo esto, y es que, según estudios, el 83% de las prostitutas tienen creada su propia página web, donde, por supuesto, algunas hacen publicidad indiscreta de su material, para otras simplemente es un medio de comunicación. En el caso de las que lo usan como medio de trabajo, tienen un 25% de clientes regulares.

Además, el 86% de las prostitutas, un alto porcentaje, cuenta con un título de escuela secundaria, y el 19% un título de educación superior.